Piñatex, la iniciativa de ropa y calzado a base de hoja de piña

Este material ecológico es equiparable al cuero, es producido a partir de la hoja de piña y promete revolucionar la industria textil.

0
2747
Foto: Agro 2000

Ropa, zapatos y accesorios como bolsos y carteras son manufacturados a partir del tallo y las hojas de esta fruta tropical. Este innovador textil, bautizado como Piñatex por su creadora, la diseñadora española Carmen Hijosa, aprovecha las fibras presentes en las hojas de la piña, para producir un material muy similar al cuero.

Tras el mango, la piña es la segunda fruta tropical de mayor producción mundial con más de 25 millones de toneladas, tal como lo muestran reportes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – FAO. Por cada 16 unidades se acumulan casi 500 hojas, según los cálculos de Ananas Anam. Esto equivale a un metro cuadrado de Piñatex.

Le puede interesar: Los 5 hechos más importantes de este 2018 en favor de los campesinos

Las bondades de este material radican en su bajo costo de producción, que resulta mucho más barato que producir cuero tradicional. Además, no requiere terreno adicional de cultivo, ni tratamiento especial con productos químicos o combustibles fósiles; tampoco demanda el uso de piel de animales.

El proceso de extracción del filamento de las hojas de piña está a cargo de una comunidad agrícola, lo que estimula el desarrollo del campo y su revalorización, dado que ahora no sólo se aprovechan los frutos sino también las hojas, lo que hace a Piñatex un producto sostenible.

“Hemos creado una industria que era inexistente, usando métodos industriales de bajo impacto para dar un mayor valor a la vida de los agricultores”, sostiene Carmen Hijosa, fundadora de Piñatex, quien promueve su empresa a través de la vitrina virtual Ananas Anam.

El proyecto se desarrolla actualmente en Filipinas, tercer productor de piña del mundo tal como lo informa la FAO, y la apuesta de su creadora es llegar a ser una alternativa viable para la industria textil, cuyo impacto medioambiental es preocupante, dado sus procesos de curtido con uso de sustancias químicas tóxicas.

Un impulso para el campo

La iniciativa de Carmen Hijosa demuestra que el campo aún tiene mucho que aportar, y lejos de agotarse puede incluso impulsar otros sectores productivos, como lo hizo Piñatex con el textil. Igualmente, al ser el rol del agro parte primordial en el mantenimiento del medioambiente, su contribución es invaluable en la búsqueda de alternativas que propendan un futuro más verde.

Por: Christian Giovanny Barreto. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí