domingo, junio 16, 2024
InicioDESTACADOSEl Valle de Aburrá y su problemática ambiental

El Valle de Aburrá y su problemática ambiental

Por estos días Antioquia y específicamente el Valle de Aburrá, atraviesa por una grave situación ambiental debido al fenómeno de bruma constante que se cierne sobre todo Medellín y su área metropolitana; este precioso valle atrapado entre montañas, cuenta con cerca de un millón cuatrocientos mil vehículos circulando por sus calles, lo que hace que las enfermedades respiratorias crónicas y el cáncer de pulmón se estén incrementando considerablemente.

Valle de Aburrá
Foto: Caracol Radio

Las cifras hablan por sí solas, en los últimos treinta años este problema es un mal en ascenso, según las investigaciones, se pasó de 200 muertes en los años 80 por enfermedades respiratorias crónicas, a unas 1000 personas en el año 2012 y al corte del año 2015, se totalizan cerca de 2050 personas fallecidas por estas enfermedades. El problema se sigue incrementando aceleradamente y las soluciones no se ven en tiempo cercano.

Se ve con suma preocupación el crecimiento de las ciudades a ritmos descontrolados, donde no existe una verdadera planeación, ni una cuantificación de los problemas futuros y no se toman cartas en el asunto; nuestros gobernantes no entienden que las ciudades al igual que la capacidad de contenido de un recipiente, se llena o se revienta por el exceso, y es que en un mismo espacio y sin tener en cuenta los recursos vitales (las cotas de agua, las cargas de energía, ni las soluciones para el tratamiento de los acelerados índices de crecimiento de las basuras), se van reproduciendo de manera desordenada, ya no la carga que resiste la ciudad, sino lo que finalmente acabará con ella, cada día se atosigan más los espacios, la vivienda no corresponde a lo más mínimo y vital, la contaminación aumenta y daña, la condición de ciudadanía se pierde debido a la sobrepoblación creciente.

Será que lo que está presentando Medellín y sus municipios adyacentes es un síntoma de la acromegalia (crecimiento de manera desordenada), donde se están dañando los recursos, se ha multiplicado en objetos contaminantes (exceso de humo, ruido, vehículos, deformación del paisaje), se ha desarrollado de forma indebida la industria, se han afectado las condiciones de movilidad, la cultura y las condiciones de salud de todos sus pobladores.

Es que de acuerdo con las condiciones espaciales de recursos, una ciudad como Medellín ¿hasta dónde puede crecer?, ¿cuántos edificios más resiste?, ¿cuántas vías se pueden crear o ampliar para soportar el crecimiento vehicular?, ¿cuál es su capacidad de procesamiento de basuras?, ¿hay agua suficiente?, etc, etc, etc.

En consecuencia, queda en manos de los municipios del Aburrá, la Alcaldía de Medellín, el Área Metropolitana y los gobiernos Departamental y Nacional, ponerse de acuerdo para adoptar medidas de fondo que les han recomendado distintos grupos de investigación científica de Medellín y el mundo para reducir un problema que se paga con vidas humanas.

Autor: Luis Fernando Moreno Gallego, Facilitador EDC – Antioquia.
Editor: Katherine Vargas Gaitán, Periodista Editora. @KatheVargasg

Artículos Destacados

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

FundacionAcpo

spot_img

POSTS RECIENTES

spot_img