domingo, junio 23, 2024
InicioDESTACADOSJesús anuncia la buena noticia de un Padre Misericordioso

Jesús anuncia la buena noticia de un Padre Misericordioso

Reconociendo que Jesús es nuestro punto de partida  para comenzar algo nuevo, en el marco de la reconciliación, la esperanza y el cambio que estamos viviendo en nuestro país, hoy nuestra reflexión va dirigida a poner atención al anuncio que Jesús nos trasmite por medio de su palabra y su vida, el cual escuchamos domingo tras domingo en esa buena noticia del Padre dador de vida, misericordia y amor.

Jesús
Foto: Foros de la Virgen María

Por Brian Stick Delgadillo Pantoja

Por ello nuestro encuentro personal con Jesucristo nos tiene que rebosar de sabiduría y la fuerza para afrontar nuestra realidad con esperanza y alegría, para ver que la ciudad también está siendo construida por la fuerza de la misericordia de Dios que todo lo transforma.

En 2015, decía el Papa Francisco: «Dirigir la mirada a Dios Padre misericordioso y a los hermanos y hermanas, necesitados de misericordia, significa poner la atención en el contenido central del evangelio: Jesús, la misericordia hecha carne, que hace visible a nuestros ojos el gran misterio del amor trinitario de Dios. «El Dios «invisible» se hace «visible» en Jesús. El problema está en que, teniendo tan cerca a Jesús, nos pasa lo mismo que al apóstol Felipe: no conocemos a Jesús. Esto nos pasa por que NO tenemos una    adhesión a la persona de Jesús y a su proyecto del Reino, proyecto de amor misericordioso.

En la primera carta de Juan encontramos que el amor no consiste en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo como víctima por nuestros pecados, y lo envió porque Nuestro Dios no es ciego, ni sordo, ni mudo: le afecta el sufrimiento de su pueblo. El profeta Osías nos habla de cómo la misericordia es la cualidad fundamental de Dios: «Me da un vuelco el corazón, se me conmueven las entrañas. No ejecutaré mi condena… porque soy Dios y no hombre, soy el santo [el misericordioso] en medio de ti y no enemigo destructor».

Para Jesús, Dios es un misterio de misericordia absoluta, bondad sin límite, perdón continuo y gratuito. La compasión misericordiosa es el modo de ser de Dios, su manera de ver la vida y mirar a las personas. Dios siente hacia sus criaturas lo que una madre siente hacia el hijo que gozosamente lleva en su vientre.

Hoy salgamos testigos de esa misericordia que transforma corazones y construye nuevas vidas al servicio de los que sufren.

¡Demos el primer paso a la misericordia!.

Artículos Destacados

2 COMENTARIOS

  1. «Nuestro Dios no es ciego, ni sordo, ni mudo: le afecta el sufrimiento de su pueblo.»
    ¿Si a Dios le afecta el sufrimiento de su pueblo por que no hace nada para remediar ese sufrimiento?

    • Sí hace y mucho. Lo primero, nos creó y nos dotó de inteligencia, de facultades y, sobre todo de vida en comunidad para poder afrontar el sufrimiento. Lo segundo, nos dio la capacidad, la fuerza y la entereza para asumir el sufrimiento que forma parte de la vida por nuestra vida finita y contingente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

FundacionAcpo

spot_img

POSTS RECIENTES

spot_img